Resucita tu viejo móvil

Seguro que has picado: te has comprado un móvil nuevo y el antiguo todavía podría haber aguantado un poco más. A veces, simplemente, el consumismo nos puede y nos vemos forzados a comprar el último modelo de terminal, relegando nuestro antiguo aparato a un cajón cuando aún funciona perfectamente. La obsolescencia psicológica de los aparatos tecnológicos ha llegado hasta tal punto que lo normal es renovar nuestros teléfonos cuando todavía funcionan. Hoy te contamos cómo resucitar tu móvil viejo y darle un uso diferente al habitual.

  1. Si el móvil viejo no solo enciende, sino que funciona, te invitamos a que lo guardes como móvil de repuesto para cuando se rompa el tuyo o tengas que llevarlo a reparar. Contar con un móvil de sustitución puede resultar más útil de lo que parece
  2. El nuevo radiocasette. Puedes llevarlo en el coche conectado a la radio del coche para escuchar toda la música que te apetezca sin gastar ni una pizca de batería
  3. GPS de última generación. Aunque el móvil no tenga tarjeta y no esté conectado a internet puede usarse como GPS. Eso sí, debes tomar la precaución de descargar todos los mapas que vayas a utilizar previamente, porque si no no funciona.
  4. Reloj-despertador. Olvídate de las versiones low-cost  y lánzate: tunea un pie para ponerlo en la mesilla, bájate una app de reloj-despertador chula y ya tienes un despertador súper-original.
  5. Marco digital. Sobre todo si te gustan los terminales grandes, puedes convertirlo en un marco digital de fotos: Colócalo en el salón con tus fotos favoritas y ponerlas en bucle cuando tengas visita.
  6. Oficina portátil. Con la ayuda de un cable HDMI, un teclado y un ratón bluetooth te puedes montar la oficina en un periquete estés donde estés.
  7. Transfórmalo en cash. Incluso si el móvil está completamente destruido alguien puede estar interesado en comprarlo. Véndelo entero o por piezas en cualquier plataforma de venta de segunda mano y sácate unos eurillos. Eso sí, asume que lo que obtengas va a tener poco que ver con lo que pagaste por el teminal nuevo
  8. Dónalo. Madres y abuelas son perfectas receptoras de nuestros viejos móviles, porque normalmente no necesitan esa velocidad ultrarrápida que demanda la nueva generación. También existe la opción de donarlo a una entidad sin ánimo de lucro como Cruz Roja o Amnistía internacional.
  9. Recicla. Nunca lo tires a la papelera, busca un punto limpio y respeta tu entorno.
  10. Monitor de vigilancia. Utiliza la cámara de tu móvil para vigilar a tu bebé, a tu mascota, un acceso a tu vivienda…
  11. Cámara de fotos o de vídeo. Cuando vayas de viaje, puedes usar el móvil viejo solo para tomar vídeos o hacer fotografía sin gastar ni un amperio de tu batería.

Te hemos dado algunas ideas, pero puedes echarle imaginación y buscar otros usos, como calzar una mesa, fabricar bisutería original…  todo con tal de no arrojarlo al cubo de la basura.

Si te ha gustado este contenido y quieres escucharlo, puedes entrar en nuestro podcast: